Panamá será sede de la Jornada Mundial de la Juventud 2019

L’Aquila, Italia. El Papa Francisco ha anunciado la mañana de este domingo 31 de julio, durante la clausura de la JMJ en Cracovia, Polonia, que el país que acogerá la próxima Jornada Mundial de la Juventud será Panamá. Cientos de jóvenes panameños estuvieron presentes y celebraron el anuncio. El pequeño país centroamericano recibirá a millones de jóvenes durante el primer trimestre del año 2019, en un encuentro que tanto la Iglesia panameña como todo el pueblo viene preparando desde hace varios años, y que cuenta con el apoyo del gobierno nacional de ese pujante país.

Fue con ocasión de la conmemoración de los 500 años de la Diócesis de Santa María la Antigua, la primera en la tierra firme de todo el Continente americano, cuya sede es Panamá y que fue erigida el 9 de septiembre de 1513 por el Papa León X mediante la Bula “Pastoralis Offici Debitum”, por la que las autoridades eclesiásticas acogieron con ilusión el deseo de la juventud panameña de proponer su país como sede para la JMJ. Entonces parecía un sueño lejano e imposible. Sin embargo, así como se construyó el Canal de Panamá, la más importante obra de ingeniería del siglo XX, como su correspondiente ampliación, recién inaugurada, se pusieron manos a la obra y comenzaron la organización de una hazaña que hoy es una realidad.
La designación por el Papa Francisco de Panamá como sede de la JMJ 2019 implica que el país debe estar preparado para recibir al menos un millón de jóvenes peregrinos que llegarán de los cinco continentes y, a partir de la fecha, será necesario que se sumen todas las fuerzas para sacar adelante tan importante proyecto que pondrá a Panamá como corazón de la Iglesia cuando reciba en su suelo al Santo Padre. Es importante destacar el papel de la Iglesia Católica en la conformación de muchas de las costumbres y tradiciones del país, su amor por la paz, su esperanza y la capacidad de acoger al inmigrante y ser un auténtico crisol de razas y sobre todo en el papel que ha jugado en la consolidación de la democracia.

Panamá, una pequeña República ubicada en el istmo centroamericano, con apenas 4 millones de habitantes, es reconocida actualmente como un país con una economía pujante. El pasado 26 de junio inauguraron la ampliación del Canal de Panamá, obra que costó más de 5 mil millones de dólares, actualmente están en marcha importantes proyectos de infraestructura como la construcción de un cuarto puente sobre el Canal, las líneas dos y tres de metro, además de importantes proyectos sociales que buscan elevar la dignidad de vida de miles de panameños, principalmente a través de la construcción de viviendas de interés social, construcción y remodelación de centros educativos, proyectos de salubridad, entre otros.

Aunque se trata de una actividad de la Iglesia panameña, que también ha sido respaldada por la Conferencia Episcopal Centroamericana, será necesario contar con el apoyo tanto del gobierno nacional como de la empresa privada para el éxito de tan importante designación. No será la primera vez que Panamá sea sede de un evento internacional, de hecho cuenta con experiencia y reconocimiento por la organización de Cumbres de Jefes de Estados, encuentros empresariales, deportivos, etc. Pero definitivamente nunca han realizado un evento de las dimensiones que implica una Jornada Mundial de la Juventud. En este sentido, será importante el apoyo logístico que la autoridades gubernamentales faciliten: Seguridad, protección civil, salud, aspectos protocolares, alojamientos en instalaciones educativas, transporte. Son estos algunos de los aspectos que deben ser considerados y que deberán contar con el apoyo del Gobierno Nacional que ya ha manifestado, a través del Presidente Juan Carlos Varela, su total respaldo a esta iniciativa.

Si bien es cierto se trata de un evento de índole espiritual, no menos cierto es que este evento representará también una inyección a la economía del país. Cabe destacar que la JMJ en Panamá coincide también con otras designaciones que ha recibido el país para el año 2019. En dicho año también ha sido designada la ciudad de Panamá, capital del país, como Capital Iberoamericana de la Cultura, coincidiendo con la conmemoración de los 500 años de fundación de la ciudad que hoy da nombre al país.

Sin duda se trata de un gran reto para Panamá, pero así como han superado obstáculos y unidos han sacado adelante grandes proyectos, la JMJ 2019 puede ser una gran oportunidad para el país y para la Iglesia y todo el istmo Centroamericano.

Es común el clamor por la paz en Oriente Próximo

No es la primera vez que el mundo está en vilo por la escalada de violencia que se suscita en Oriente Próximo. La ofensiva que lleva adelante el gobierno de Israel en respuesta a las agresiones recibidas por parte de organizaciones terroristas en la Franja de Gaza ha encendido las alarmas de una comunidad internacional que clama por un cese al fuego de manera inmediata. Se trata de un conflicto en donde quienes más sufren son los civiles. Comienza la cuenta de fallecidos y las consecuencias físicas, sociales, psicológicas y económicas en niños y niñas, jóvenes y adultos, mujeres y hombres de diversas creencias pero que comparten no solo una misma zona geográfica, sino una característica que los hace distintos de cualquier otro ser vivo pero iguales entre sí: ser personas.

“Tengo vivo todavía en la memoria el recuerdo del encuentro del 8 de junio pasado con el Patriarca Bartolomé, el Presidente Peres y el Presidente Abbas, junto a los cuales hemos invocado el don de la paz y escuchado la llamada a romper la espiral del odio y de la violencia”, recordaba el Papa Francisco en el rezo del Ángelus el pasado domingo 13 de julio, donde hizo un llamado a la oración, que “nos ayuda a no dejarnos vencer por el mal ni a resignarnos a que la violencia y el odio predominen sobre el diálogo y la reconciliación”.

Deseo hacerme eco de las palabras del Papa con la seguridad de que ellas representan el anhelo de la mayor parte de la humanidad, principalmente de quienes habitan esa zona, sin distingo de creencia o nacionalidad, insisto. Decía Francisco: “Exhorto a las partes interesadas y a todos los que tienen responsabilidad política a nivel local e internacional a no escatimar la oración y cualquier tipo de esfuerzo para hacer cesar toda hostilidad y conseguir la paz deseada para el bien de todos”.

LEER COMUNICADO DE LA EMBAJADA DE ISRAEL EN PANAMÁ SOBRE LA OPERACIÓN MARGEN PROTECTOR.

Democracia: asunto de todos

A pocos días de iniciar un nuevo quinquenio de gobierno me vienen a la mente los temores que se mencionaban en torno al 4 de mayo y que hacían referencia al riesgo que corría nuestra democracia y los comentarios que, luego de las elecciones, se decían: “ganó la democracia”, “se fortaleció la democracia”.

La democracia, palabra que resume el ideal de ciudad que una gran mayoría quiere, se fortaleció, en efecto, porque el proceso electoral no se vio manchado por la intromisión de los poderes del Estado en este. Sin embargo, una vez más cometemos el error de reducir el significado de la palabra democracia a depositar el voto en una urna para lo que sea y, en concreto, cada cinco años para elegir nuevas autoridades. Democracia es votar, dirán algunos. Pero la democracia es mucho más que solo votar; su principio es la soberanía del pueblo, entender que el pueblo es el que manda y que tiene el derecho y el deber de fiscalizar la labor de quienes ha contratado como simples administradores de la cosa pública.

Ricardo Yepes y Javier Aranguren enumeran una serie de criterios y valores que sustentan el ideal político democrático que considero importante conocer a fin de ayudar en el proceso de maduración ciudadana para ejercer la democracia. Son los siguientes:

  1. El desarrollo gradual de la igualdad de condiciones: “No hay privilegios, todos somos iguales porque todos somos personas. Por eso todo ser humano es sujeto de unos derechos inalienables, debe tener seguridad jurídica, posibilidad de opinar, de cambiar de trabajo, de descanso, y todo el mundo (incluido el que gobierna) puede ser juzgado y condenado si no cumple la ley”. Esto último es quizá lo que más debemos exigir: que todos, gobernantes y ex gobernantes, sean juzgados ante le ley y condenados si hay mérito para ello.
  2. La libertad: “Se trata de una libertad para todos, es decir, inseparable de la igualdad, la tolerancia y el respeto al pluralismo. La realización de la libertad social significa, en primer lugar, la realización de la igualdad en el plano jurídico y político”.
  3. La educación: “Democracia significa abolir la miseria cultural y tratar a los hombres como seres capaces de decidir por sí mismos. (…) Si no se refuerza la educación de los ciudadanos éstos son fácilmente manipulables, haciéndoles creer que actúan libremente cuando en realidad sus sentimientos son movidos desde la abundancia de <pan (seguridad) y circo (fútbol, entretenimiento)>. Cuanto más bajo sea ese nivel educativo, peor funcionará la democracia”.

Leer más.

“La sociedad de las personas humanas” de Jacques Maritain

Nuestra sociedad lleva a flor de piel temas como democracia, derechos humanos y libertad. Y es bueno. Sin embargo, y aunque parezca ridículo recordarlo, no podemos perder de vista que todos estos se deben fundamentar en la persona humana. Ya lo dice J. Aranguren en el libro Fundamentos de Antropología: “Nuestra cultura ha ido descubriendo paulatinamente la importancia de la persona humana. Por ejemplo, en el campo jurídico: el derecho apoya en este concepto la legislación positiva acerca de los derechos fundamentales, los derechos humanos, etc. Y es que la fuente última de la dignidad del hombre es su condición de persona”. (YEPES/ARANGUREN, 2003, p. 61).

Es así que para poder hablar de democracia, derechos humanos y libertad, es imprescindible reconocer que la noción de persona constituye el punto nuclear de todo, pues una sociedad que deje esto de lado está condenada al fracaso de vivir en la indiferencia de unos con otros o, peor aún, en el espejismo de una “fraternidad” basada en el egoísmo, el utilitarismo, el interés, en la pasión – casi animalidad -, de ver en las personas objetos para satisfacer intereses y deseos personales.

“El hombre es un animal político, es decir, la persona humana exige la vida política, la vida en sociedad, no solamente en relación con la sociedad familiar, sino en relación con la sociedad civil”, dice Jacques Maritain en su ensayo ‘La sociedad de las personas humanas’, publicado en 1942. “La sociedad política, continúa, en tanto que merece ese nombre, es una sociedad de personas humanas”.

Leer más.

“El candidato a la final es un producto”: Jimmy Papadimitriu.

Jimmy Papadimitriu, estratega político.

Jimmy Papadimitriu, estratega político.

En la República de Panamá, a pocos días de finalizadas las elecciones generales del 4 de mayo de 2014 en las que salió victorioso al cargo de Presidente el ingeniero Juan Carlos Varela Rodríguez, abanderado de la alianza El Pueblo Primero, conformada por los partidos Panameñista y Popular, el reconocido periodista panameño Álvaro Alvarado, de Telemetro Canal 13, entrevistó al estratega político y ex ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu.

Para muchos Papadimitriu, profesional panameño con más de 20 años de experiencia en campañas políticas a nivel internacional, jugó un papel importante en el triunfo de la campaña de Varela desde el punto de vista de estrategia de comunicación política. Aunque él mismo reconoció que se incorporó a la campaña los dos últimos meses, y a pesar de que luego a través de los medios de comunicación algunos miembros del equipo varelista han tratado de hacer ver que la participación de Papadimitriu no fue determinante en el triunfo, lo cierto es que la entrevista nos permite analizar no solo la estrategia que usó la nómina ganadora, sino también los aciertos y errores de las campañas que no lograron el triunfo presidencial.

Independientemente de la vinculación política de Papadimitriu con el Partido Cambio Democrático (en el gobierno hasta el próximo 30 de junio) y de su participación o no en la campaña varelista, este hace un análisis objetivo de todas las campañas y da importante información respecto a los elementos que debe contener una estrategia política.

Álvaro Alvarado, de Telemetro, entrevistando a Jimmy Papadimitriu

Álvaro Alvarado, de Telemetro, entrevistando a Jimmy Papadimitriu

Los animo a verla con atención, sin ningún tipo de prejuicio político partidista, a estudiarla y comentarla, porque me parece que es muy útil para docencia y aprendizaje en temas de comunicación política.

Reflexionemos y dialoguemos sobre lo siguiente:

  1. ¿Coincides con Papadimitriu cuando dice que “el candidato al final es un producto”?  ¿Por qué?
  2. Como estratega de comunicación política ¿a qué le darías más importancia tú, al lado racional o al lado emocional al momento de elaborar una campaña política?
  3. ¿Qué papel crees que juegan las mediciones (encuestas, focus group, etc.) en las campañas políticas? ¿Consideras que se deben usar?
  4. ¿Qué relación crees que debe existir entre los principios y valores del estratega de comunicación política y los principios y valores de la campaña que está asesorando?

Haz click aquí para ver la primera parte de la entrevista a Jimmy Papadimitriu.

Aprovecho para manifestar mi reconocimiento y agradecimiento a Telemetro y al periodista Álvaro Alvarado por esta entrevista, no solo por el profesionalismo con que fue llevada, sino porque, sabiéndolo o no, está sirviendo como herramienta de uso didáctico para jóvenes interesados en la comunicación política. Los exhorto a seguir por este camino de cumplir con la misión no solo de informar sino también de educar.

Magistrado Erasmo Pinilla: “Es el triunfo de la democracia electoral”

Magistrado Erasmo Pinilla, Magistrado Presidente del Tribunal Electoral.

Magistrado Erasmo Pinilla, Magistrado Presidente del Tribunal Electoral.

Como para que no quedara en duda sus dotes de orador, en respuesta al clamor popular y además a quienes le atacaron vilmente para desprestigiarle y desprestigiar la institución que preside, el miércoles 7 de mayo pasado el Magistrado Presidente del Tribunal Electoral, Erasmo Pinilla, nos sorprendió con su discurso en la ceremonia de Proclamación del Presidente Electo de Panamá para el período 2014 – 2019, el panameñista Juan Carlos Varela Rodríguez.

Directo, emotivo, con chispas de humor, pero también lleno de profundidad en cuanto a pensamiento político, concretamente relativo al tema democracia, el Magistrado Pinilla dio sin lugar a dudas una lección magistral sobre el concepto democracia electoral en nuestro tiempo, pero más aún demostró ser un panameño patriota ejemplar. Yo, honestamente, después de semejante pieza de oratoria y de la ovación que se le dispensó con justicia al Magistrado Pinilla, no me hubiese siquiera atrevido a tomar el micrófono para hacer uso de la palabra. Un respetuoso silencio para meditar aquel discurso era lo propio. Sin embargo, el protocolo indicaba que aún quedaban por ser escuchados el Presidente de la Junta Nacional de Escrutinio, Víctor Cucalón, y el Presidente Electo, Juan Carlos Varela.

Les invito a leer el discurso, a reflexionarlo y a comentar las siguientes preguntas:

  1. ¿Por qué dice que “es el triunfo de la democracia”? ¿Qué significa que el pueblo le ha dado “un espaldarazo definitivo a la democracia procesal”?
  2. ¿Qué debemos entender de la frase: “La gran perdedora es la absurda racionalización a la que rinden tributo los estrategas de las campañas”?
  3. Según el Magistrado Pinilla, ¿cuáles han sido los aspectos negativos de la campaña,  cuáles las virtudes de las instituciones democráticas y las que deben tener los políticos?
  4. ¿Qué entiendes por la frase: “nadie juega más vivo que el que vive esperanzado entre tanta desesperanza”?
  5. ¿Qué consejos y propuestas aporta el Magistrado Pinilla para el fortalecimiento de la democracia en Panamá?

Haz click aquí para leer el discurso completo.

Haz click aquí para ver el discurso completo.

#YoVotoYoDecido: un nuevo proyecto por Panamá.

#YoVotoYoDecido, por @fetv05

#YoVotoYoDecido, por @fetv05

Teniendo presente que el voto es una de las manifestaciones de la democracia representativa, que esta “es indispensable para la estabilidad, la paz y el desarrollo de la región”, según se expresa en la Carta Democrática Interamericana, y que por lo tanto este es un deber y un derecho que debe ser ejercido con plena libertad y conciencia, FETV Canal 5 se prepara para hacer su contribución al actual proceso electoral, aportando contenidos de valor, que le den a los ciudadanos herramientas de criterio para tomar la mejor decisión en un clima de paz, armonía y civismo.

Es por esta razón que presentan el programa YO VOTO, YO DECIDO, en donde junto a un panel de expertos se analizarán diferentes temas alejados de la política partidista y alineados con una visión que busca promover el bien común. Se trata de un espacio semanal de reflexión y análisis de altura, con la característica de ser interactivo, puesto que además de hacer uso de las redes sociales, también tendrá un segmento dedicado a llamadas telefónicas de los televidentes.

Por primera vez he sido convocado para participar en un proyecto de esta magnitud, no como invitado especial, sino como conductor del programa junto al periodista Marcos Castillo. En nuestras manos estará la responsabilidad de motivar, conducir y facilitar un diálogo de altura, lleno de energía que produzca frutos positivos para todos y todas lo que nos vean y escuchen. Estamos llamados a catalizar las ideas de los expertos, mediar entre los invitados y televidentes para lograr una discusión nutrida y promover un debate proactivo y respetuoso que lleve a objetivos concretos. Confieso que, luego de la sorpresa por la inesperada invitación, me siento honrado de haber sido considerado por FETV Canal 5 y por la Producción de este importante proyecto para ser uno de los conductores del programa; también que tengo algo de nervios porque es una faceta totalmente nueva para mi, pero el optimismo y la alegría de aportar en positivo a la consolidación del sistema democrático panameño, así como la química surgida entre los compañeros de trabajo, me inspira y da fortaleza para afrontar este nuevo proyecto por Panamá.

Son muchos a los que debo agradecer, pero considero oportuno mencionar especialmente a la Universidad Santa María La Antigua, en la cual soy docente, particularmente al Decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Profesor Víctor Manuel Delgado y a la Presidenta de la Asociación de Estudiantes de Derecho (AEDUSMA), Ángela Francés, quienes me animaron a sumarme a este proyecto. Igualmente agradezco al Tribunal Electoral por promover un programa como este, cuyo fin primordial es hacer que cada día, en democracia, los panameños seamos más hermanos y hermanas. Los invito desde ya a que nos sintonicen todos los martes, a partir del 18 de marzo a las 8.00 pm, en vivo, desde los estudios centrales de FETV Canal 5. ¡Totalmente bueno!